Buscar en este blog

martes, 8 de agosto de 2017

Escudo de monseñor Fermín Lafitte

Hace exactamente siete años nos ocupamos del escudo de Fermín Emilio Lafitte; hoy volvemos a referirnos al mismo obispo,  en el 58° aniversario de su muerte.

Fermín Lafitte nació en Francia en 1888. Vino de pequeño a la Argentina y aquí fue ordenado presbítero en 1911. 

En 1927 fue designado Obispo de Córdoba del Tucumán; recibió la consagración el 16 de octubre de ese año y tomó posesión de su sede casi un mes más tarde. En 1934, cuando la jurisdicción fue elevada a arquidiócesis, se convirtió en el primer Arzobispo de Córdoba.



Reteniendo ese cargo,  en 1956 fue designado Administrador Apostólico "Sede Plena" de la Arquidiócesis de Buenos Aires, cuyo  Arzobispo era el cardenal Copello, quien se encontraba fuera del país. 
En 1958 dejó la sede cordobesa, pues fue trasladado por Pío XII a la Arquidiócesis de Buenos Aires como Arzobispo Titular de Antioquía de Pisidia y Coadjutor  con derecho a sucesión, con retención del cargo de Administrador Apostólico "Sede Plena". 
El 26 de mayo de 1959 el papa San Juan XXIII designó al cardenal Copello al frente de la Cancillería Apostólica, con lo cual la Arquidiócesis de Buenos Aires quedó vacante; monseñor Lafitte pasó entonces, automáticamente, a ser Arzobispo de Buenos Aires.  Pero murió repentinamente menos de tres meses después, en un día tal como hoy, 8 de agosto. Sus restos reposan en la Catedral Metropolitana. En la entrada del 8 de agosto de 2010 vimos sus armas en la lápida de su tumba. 



Gracias a la versión que trae el libro "Obispos de la Argentina",  de J. L. Batres, podemos ver una imagen del blasón con sus esmaltes; además, gracias al comentario que para aquella misma entrada de 2010 hizo en febrero pasado el lector José María Boetto, podemos mejorar la interpretación del escudo; y finalmente, gracias al artículo "Heráldica Eclesiástica Argentina" de Carlos Santana   (Revista del del Instituto Argentino de Ciencias Genealógicas, números 4-5 y 6-7, años 1945,  1946 y 1947)  disponemos de una más acertada descripción del escudo:
"Partido. Al primero de azur, en "punta de honor" del cuartel, una estrella heráldica de cinco puntas, de plata. Debajo de ésta, en punta del cuartel, una ancla de plata con tres brazos y medias uñas con aldabón, sin cepo y con una gúmena enlazada en la caña. Al segundo de plata, una columna griega en la que arde la llama del holocausto. En jefe del cuartel, la palabra DEO en letras amarillas. En pal, la cruz trebolada, de oro, de doble tramo".


Respecto del símbolo del segundo campo, esto acota el lector mencionado:   el "cuartel siniestro, que es de plata, no contiene una columna sino un ara sacrificial, de la cual brotan llamas en color natural. Sobre las llamas la palabra DEO, que constituye el dativo singular de DEUS - DEI. El significado es el sacrificio ofrecido A DIOS o PARA DIOS, símbolo de la víctima consumada por la Redención. Si bien el fuego es símbolo de los sacrificios antiguos, éste simboliza, y preanuncia, el Sacrificio de Nuestro Señor, que hecho obediente hasta la muerte, se entrega al Padre como víctima de suave fragancia, satisfaciendo la debida justicia al Padre".

Añadamos que el escudo no tiene lema, y que está timbrado con capelo arzobispal.

En la Guía Eclesiástica de la República Argentina del año 1954, algunas de cuyas hojas sueltas hemos hallado hace unos días entre nuestros papeles, se encuentra esta imagen del escudo episcopal con su explicación:


No hay comentarios:

Publicar un comentario